En defensa del guaraní. Pese a su hegemonía, idioma indígena es desdeñado por el Estado.

http://www.noticiasaliadas.org/objetos/descargas/NA4417.PDF

PARAGUAY. Gustavo Torres desde Asunción

En defensa del guaraní. Pese a su hegemonía, idioma indígena es desdeñado por el Estado.

Un 90% de los 5.7 millones de paraguayos habla o entiende guaraní. Sin embargo, enla práctica esta lengua precolombina siempre fue marginada.Si bien el guaraní —avañe’ê o lengua del hombre—, junto con el castellano, sonidiomas oficiales de Paraguay desde 1992, el Estado paraguayo sigue funcionandoúnica y exclusivamente en castellano, violando flagrantemente la Constitución y losinalienables derechos de los guaraníhablantes.Los medios de comunicación, casi en su totalidad, funcionan en castellano, lo mismoque todos los municipios, inclusive aquellos en donde la absoluta mayoría de la población habla solamente guaraní. Los documentos en general están en castellano, pero lacédula de identidad policial va mucho más allá: es bilingüe pero en castellano e inglés.“El Estado paraguayo se organiza en función al 7% de la población monolingüe encastellano, en detrimento del 27% que solamente habla el guaraní”, afirma MiguelÁngel Verón, especialista en guaraní, director de la Fundación Yvy Marâe’ÿ y dirigentedel Movimiento de Educadores Jekutypyrâ (solidaridad, en guaraní).En setiembre de 1992, el Congreso Nacional sancionó la Ley 28/92 que garantiza laenseñanza del castellano y del guaraní en las escuelas paraguayas.Sin embargo, dice Verón, “hay una clara señal de boicot desde el Estado, considerandoque de las 20,000 escuelas que existen en el país, en la actualidad sólo en ocho de ellasse aplica la modalidad guaraníhablante —que otrora llegó a 500 escuelas— cuandodicha modalidad debía ser aplicada en 10,000 escuelas como mínimo, teniendo encuenta la cantidad de niños y niñas guaraníhablantes que ingresan al sistema”.Para Ramiro Domínguez, integrante de la Comisión Nacional del Bilingüismo el dictado de clases en lengua castellana a estudiantes de zonas rurales que hablan y piensan en guaraní sigue siendo un problema por resolver por parte del Ministerio de Educación y Cultura y una forma de discriminación en el sistema educativo, teniendo en cuentaque los docentes hacen de traductores para que los niños interpreten los contenidos delas lecciones que están en castellano ante la falta de materiales impresos para que losmaestros puedan trabajar con sus alumnos con base en textos en guaraní.Sin embargo, para Domínguez “no cabe duda que el guaraní atraviesa en la actualidad por tiempos mejores; muchas cosas han cambiado positivamente a favor delidioma, que ha ganado mucho espacio positivo en la conciencia ciudadana”.David Galeano, director general del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní, comentaque “comparado a 20 años atrás, el guaraní cuenta con muchísimos profesores ylicenciados para su promoción y enseñanza, se halla inmerso en la Reforma Educativay también es enseñado en numerosas carreras universitarias”.En los últimos 100 años sus hablantes padecieron todo tipo de atropellos verbales,dice Galeano. Se les llamaba despectivamente “guarango”, “campesino”, “indio” o“juruky’a” [boca sucia].“Otros fueron castigados físicamente recibiendo bofetadas, o recorriendo el patioescolar repitiendo ‘no voy a hablar más guaraní’, arrodillándose sobre sal gruesa, osiendo sometidos a la degradante experiencia de bajar de grado o curso por el solohecho de hablar guaraní”, testimonia Galeano.Antes de la colonia, el guaraní era el idioma dominante en vastos territorios de lacosta atlántica de América del Sur, desde el mar Caribe hasta el Río de la Plata.En la actualidad es hablado por entre 7 millones y 12 millones de personas. Además de Paraguay, se habla en las provincias argentinas de Misiones, Corrientes y en ellitoral de ese país —como resultado de las continuas migraciones hacia los grandescentros urbanos, el guaraní tiene vigencia además en las ciudades de Santa Fe, Rosario, Buenos Aires y La Plata—; Río Grande do Sul, Paraná y Santa Catarina, en Brasil;Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, y en Uruguay.Gracias a la gestión de varias instituciones educativas y culturales, de organizaciones sociales paraguayas y al apoyo internacional, los ministros de Cultura del MercadoComún del Sur (MERCOSUR), en su XXIII Reunión realizada en Rio de Janeiro ennoviembre del 2006, y luego los presidentes de los Estados-parte (Argentina, Brasil,Paraguay, Uruguay y Venezuela) y de los Estados asociados (Bolivia, Chile, Colombia,Ecuador y Perú), en su XXXI Cumbre en Rio de Janeiro en enero de este año (NA, Ene.24, 2007), incorporaron al guaraní como “uno de los idiomas del MERCOSUR”.Sin embargo, hay quienes como Galeano señalan que el no indicarse expresamente que el guaraní es idioma oficial del MERCOSUR es lo mismo que nada. Por ejemplo,las resoluciones del organismo no son traducidas al guaraní.Uno de los últimos gestos que hizo como ministra de Educación la actual candidatapresidencial por el gobernante Partido Colorado, Blanca Ovelar de Duarte, fue la entrega en julio al presidente Nicanor Duarte Frutos del Proyecto de Ley de Lenguas, impulsado además por la Comisión Nacional de Bilingüismo y el Taller de la Sociedad Civil.La norma —que todavía no ha sido presentada al Congreso para su debate—impulsa la no discriminación por razones lingüísticas y establece la igualdad de losinstrumentos jurídicos en guaraní y castellano.También reglamenta los artículos 77 y 140 de la Constitución Nacional, referidos ala enseñanza en lengua materna y a la declaración del castellano y el guaraní comolenguas oficiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: